BLOG

2011, Año Internacional de los Bosques.

 

 

 

Celebrando el año internacional de los Bosques Estudio Villanueva & Asoc y Futuro Sustentable han diseñado la publicación de una obra de análisis legislativo-socio – económico y cultural de la actividad forestal a lo largo el territorio argentino. La obra contará con la opinión de expertos, los que en cada entrega  aportan al damero del orden internacional una visión local y  en búsqueda del análisis de vectores de la gobernanza, las nuevas tendencias de las certificaciones y los profundos cambios naturales y sociales que conllevan temas interconectados como la economía internacional y el cambio climático.

 

Por: Dra. Claudia Villanueva

 

Dra. Corina S. Martinez Gaggero

 

Síntesis:

 

  • Las Naciones Unidas declararon al año 2011 como el año internacional de los Bosques reconociendo su gran aporte al planeta.

  • La ley de presupuestos mínimos de Bosques Nativos viene a poner en  sintonía la legislación local con la tendencia mundial de búsqueda de un desarrollo sostenido, teniendo en cuenta todos los actores de una actividad económica compleja  y los principios rectores del derecho ambiental internacional.

  • El ordenamiento territorial de las áreas de bosques ayuda a la conservación, cuidado y uso sostenible de los mismos para un desarrollo económico de la actividad sustentable.

 

La Asamblea General  de las Naciones Unidas ha declarado al año 2011 como el “AÑO INTERNACIONAL DE LOS BOSQUES”  reconociendo el importante papel que juegan estos ecosistemas, y su ordenación territorial, en la erradicación de la pobreza, el desarrollo sostenible de las actividades productivas y en el logro de los objetivos de desarrollo del Milenio.

 

Durante el año 2006 las Naciones Unidas aprobó la resolución por la cual se declaró al año 2011 como el Año internacional de los Bosques con el objetivo de concientizar a la población mundial de la importancia de éstos no solo para el ambiente y la diversidad biológica de nuestro planeta, sino también para el desarrollo económico sostenible.

 

El planeta está ocupado en más de un 30% de su territorio por áreas  boscosas. Sin embargo, la transformación, explotación y degradación de los bosques en tiempo récord  está impidiendo la adaptación del medio a estos cambios, trayendo como resultados alteraciones climáticas y nuevos desastres naturales.

 

La comunidad mundial se encuentra preocupada por estos datos alarmantes, el uso no controlado de este recurso natural puede acarrear consecuencias muy graves en un futuro no muy lejano.

 

Estadísticas que indican que el  20% de las emisiones de gas de efecto invernadero, responsable directo del cambio climático, son producto de la deforestación la que, sin prisa pero sin pausa, deglute silenciosamente 13 millones de hectáreas de bosques por año o 36 canchas de fútbol por minuto, ponen en estado de alerta al sector social, y denostan a las políticas públicas permeables a las negociaciones con imperios económicos.

 

Es por ello que ya algunas naciones conscientes de su realidad, están tomando medidas de prevención y de ordenación territorial de sus bosques para la actividad forestal sostenible.

 

 

 

SITUACIÓN EN LA ARGENTINA

 

La República Argentina, en su extenso territorio, cuenta con grandes áreas boscosas, teniendo bosques de extrema importancia en cuanto a su conservación, como también aquellas que son aptas para la actividad económica.

 

El análisis jurídico comienza con la Ley 13.273 del año 1948 que declaró de interés público la defensa, mejoramiento y ampliación de los bosques, esta normativa protege los bosques en general4 y las tierras forestales, que quedan sometidos a su régimen, otorgando a las provincias adheridas, el beneficio de participar en la ayuda federal afectada a obras de forestación y de reforestación.

 

Casi 60 años después el Congreso Nacional, en el año 2007, sancionó la ley de presupuestos mínimos con el objeto de regular la situación forestal del país. La ley n° 26.331: “Ley de Presupuestos Mínimos sobre Bosques Nativos”, establece como principal objetivo el cuidado, conservación  y uso racional y sustentable de los Bosques Nativos del territorio, considerando tales a aquellos ecosistemas forestales naturales que, en conjunto con el medio natural que los rodea, conforman una trama interdependientes con características propias y múltiples funciones que otorga al sistema una condición de equilibrio dinámico. Esta norma constituye los presupuestos mínimos de protección ambiental para el enriquecimiento, la restauración, conservación, aprovechamiento y manejo sostenible de dichos bosques.

 

La Ley Nacional de Bosques determina la realización de un “Ordenamiento Territorial de los Bosques Nativos” de todas las provincias del país. En el OTBN (Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos) se debe clasificar las áreas boscosas en distintas categorías según su grado de valoración y conservación. Las categorías son: Roja, comprende aquellos bosques de muy alto valor de conservación que no pueden ser objeto de desmontes ni de ningún tipo de actividad; Amarilla, son sectores de valor medio de conservación y que no pueden ser objeto de desmontes pero si se pueden realizar actividades de aprovechamiento sostenible, investigación científica, turismo y recolección; Verde, son los sectores de bajo nivel de conservación que pueden ser transformados en su totalidad, por lo cual, es en estos tipos de bosques en los cuales se permite la actividad de desmonte.

 

Con estas herramientas legales que nos ofrece la normativa se busca lograr un uso responsable y sostenible de las zonas forestales, tratando de evitar seguir contribuyendo con el deterioro del ambiente y logrando que la actividad económica de forestación sea sostenible y beneficiosa en todos sus aspectos socioeconómicos.

 

La Ley de presupuestos mínimos de Bosques es una ley Nacional que determina una protección base para estos recursos naturales a lo largo del territorio argentino. Es potestad de cada provincia sancionar normas que establezcan parámetros de cuidado y conservación más elevados, siempre respetando el mínimo estipulado. Es por ello que a lo largo de la legislación comparada encontramos diferentes tipos de regulación sobre la actividad forestal, dependiendo de cada jurisdicción, de cada política provincial.

 

La obra se divide en seis capítulos en razón de las Regiones y se profundizada en cada una el marco legal preexistente a la Ley de Presupuestos Mínimos, aquel que se sancionara con posterioridad a la misma y el actual estado de situación en materia de reglamentación.

 

El Capitulo Primero, Introductorio será la semblanza de la historia del tratamiento legal de los Bosques en la Argentina y los distintos mecanismos de protección, administrado por  la Administración de Parques Nacionales, para la cual conservar bosques que no sufrieron ningún tipo de aprovechamiento forestal y otros en espontánea recuperación, es una prioridad central.

 

Este análisis jurídico no es ajeno a la implicancia socio económico integral sobre la situación de las áreas boscosas y sus respectivos ordenamientos territoriales en cada provincia de la República Argentina y para ello cada análisis tendrá la voz de un experto en el tópico.  El desarrollo empresario en la región y las inversiones en mejoras, y procesos de control de gestión y optimización de los recursos serán presentados a la luz de la importancia que la certificación forestal aporta para garantizar que la explotación forestal cumpla unos estándares sociales y ambientales exigentes que han sido consensuados por los representantes de los intereses sociales, ambientales y económicos de la gestión forestal.

 

Programas sociales dirigidos a favorecer a comunidades rurales concentradas y dispersas, contribuyendo a evitar su desarraigo, y asegurando la sustentabilidad de las actividades que promueve, mediante la autogestión, la organización y la participación comunitaria se diseminan por el país. Sin embargo esto parece no ser suficiente a la hora de verificar las conductas y sus impactos.

 

Como corolario, la obra pretende constituirse en una ventana a la actual situación provincial  con el propósito de  delinear el marco legal aplicable en cada  caso, asistiendo a quienes tienen como misión  la mejora sustantiva del proceso económico social y de gestión del sector forestal.

 

La presente, fue publicada en la Revista Futuro Sustentable del año 2011 – DOSSIER 1.

 

septiembre 13th, 2011   |   Sin Comentarios

Deja un comentario

Contact Us