BLOG

Un paso más hacia la gestión electrónica de las habilitaciones industriales en la provincia de Buenos Aires

Por Decreto 531 se reglamentó la ley 11.459 de Radicación Industrial.

“El artículo 28 de la Constitución de la Provincia consagra el derecho de los habitantes a gozar de un ambiente sano en su provecho y en el de las generaciones futuras, y el deber de preservar, recuperar y conservar los recursos naturales, planificar el aprovechamiento racional de los mismos, controlar el impacto ambiental de todas las actividades que perjudiquen al ecosistema, promover acciones que eviten la contaminación del aire, agua y suelo como así también de garantizar el derecho a solicitar y recibir la adecuada información y a participar en la defensa del ambiente”, así comienza diciendo el considerando primero del decreto 531 de la provincia de Buenos Aires, publicado el 17 de mayo del presente año.
En ese sentido viene a reglar la ley 11.459 del año 1993. Esta ley sufrió varia modificaciones de la mano de las leyes 12677, 14199, 14333, 14440 y 15107. Esta última establece que los Certificados de Aptitud Ambiental tienen una vigencia de cuatro años y su emisión comprende un proceso de 3 fases las que diferencian:
Fase 1. La clasificación del nivel de complejidad ambiental.
Fase 2. La autorización de las obras proyectadas.
Fase 3. La puesta en marcha o inicio de las actividades productivas en el establecimiento.

El Decreto 531 se dicta en el marco de la reingeniería de los procesos administrativos que vienen implementando la OPDS, el objetivo es simplificar y digitalizar los procedimientos, e incrementar su capacidad operativa mediante el empleo de soluciones tecnológicas y plataformas electrónicas que proporcionen trazabilidad y optimicen las tramitaciones acordes con la implementación de nuevas Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TICs), en definitiva apuntala la seguridad jurídica desde el lado del procedimiento administrativo.
Se destaca asimismo que el espíritu de la reglamentación tiende a brindar un mayor y mejor control del impacto de las actividades productivas en el ambiente, del estado de las certificaciones y aptitudes para el funcionamiento de los establecimientos industriales dentro de los parámetros autorizados; y la sistematización de la información con miras a la planificación eficiente del uso y aprovechamiento de los recursos naturales. El Decreto 531/19 consta de 7 artículos y 3 Anexos, donde el I k corresponde al reglamentación del articulado, el II a la polinómica de la clasificación de industrias y el III al listado de actividades alcanzadas.
Actividades Alcanzadas
Se encuentran alcanzadas las actividades agrupadas en el Anexo 3 según el Nomenclador de Actividades (NAIIBB2018) aprobado por la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aries (ARBA).
En art 4 regula los agrupamientos industriales constituidos o que se constituyan bajo las prescripciones de la Ley 13.744.
Es de sumo interés ver que la norma reconoce la autonomía municipal en materia de uso del suelo ya que nadie podrá obtener la Clasificación del Nivel de Complejidad Ambiental (CNCA), en caso de que el Municipio determine que la zona no es apta para la radicación o funcionamiento del establecimiento respectivo o existe una prohibición municipal para el desarrollo de algún tipo de actividad industrial en su jurisdicción. Sin embargo los establecimientos preexistentes radicados en zona no apta no podrán modificar sus procesos productivos o ampliar las dimensiones, salvo que ello importe una mejora tecnológica y ambiental, y fuera previamente aprobado por la Autoridad de Aplicación.
Cabe destacar que la autoridad de aplicación previo que para las solicitudes de Certificados de Aptitud Ambiental (CAA) para la radicación de nuevos establecimientos industriales, estarán sujetas a una instancia de participación ciudadana que se hará efectiva en forma previa a la su emisión. En este sentido cabria que la reglamentación cuente con normas esclarecedoras del alcance y procedimiento que dichas audiencias tendrán.
El art 11 refiere a las reglamentaciones aun faltantes en relación a distintos tipos de situaciones que pueden plantearse tales como: el caso de las industrias que requieran la obtención por primera vez del Certificado de Aptitud Ambiental (CAA), o cuando los establecimientos industriales que ya poseen un Certificado de Aptitud Ambiental (CAA) requieran ejecutar modificaciones en sus instalaciones o procesos. Otro caso a contemplar en las regulaciones posteriores serán los procedimientos de control y certificación de las pruebas y/o ensayos, para los establecimientos industriales de 3° Categoría (también se aplicarán a los de Segunda Categoría cuando el Municipio delegue dicha facultad.
Clasificación de Industrias
La Clasificación del Nivel de Complejidad Ambiental (CNCA) de una industria a instalarse o de establecimiento industrial en funcionamiento se gestionará electrónicamente a través del portal web.
Los Establecimientos que resulten clasificados como 1° Categoría y que obtengan en su puntaje hasta 10 (diez) puntos de Nivel de Complejidad Ambiental (NCA), no necesitarán ejecutar ningún otro trámite para obtener la aptitud ambiental que les será otorgado por el Municipio correspondiente en forma directa.
Sanciones
En el capítulo IV la norma prevé los tipos de sanciones por incumplimiento o infracción a la reglamentación categorizándolas como muy leves, leves, medias, graves y muy graves.
Se prevé asimismo una graduación según las circunstancia mencionando: a. La voluntad de regularizar las situaciones infracciónales y allanarse al procedimiento. b. La obstrucción al desarrollo de las tareas de inspección de los agentes designados al efecto. c. El riesgo, impacto o daño ocasionado. d. Los niveles en que se hubieran rebasado los límites establecidos en la norma aplicable. e. El grado de afectación sobre bienes del dominio público. f. El beneficio económico directamente obtenido con motivo de la infracción. g. La reincidencia. h. Otras circunstancias que resulten relevantes.
Esta enunciación expone un alto grado de discrecionalidad para los actos de la autoridad de aplicación.
Facultades de los agentes o funcionarios del organismo provincial o municipal
La reglamentación ha ordenado e incluso aclarado el alcance de las facultades dela autoridad, detallando en cada caso. Por las limitaciones de la extensión de la presente nota citaremos algunos incisos:
1) Ingresar en forma inmediata y sin restricciones de ninguna especie, a cualquier hora del día, a todos los establecimientos industriales instalados en la provincia de Buenos Aires.
2) Exigir sea exhibida toda la documentación legal referente a la industria en lo que respecta a la aptitud ambiental y habilitación de la misma y recabar del propietario o responsable del establecimiento toda información que juzgue necesaria a su quehacer.
3) Inspeccionar las instalaciones, maquinarias y procesos
4) Requerir el auxilio de la fuerza pública
5) Labrar actas que darán plena fe de su contenido.
6) Extraer muestras y realizar análisis in situ.
7) Implementar tareas conjuntas con otros organismos.

Claudia Villanueva
Abogada, Especialista en Derecho y
Política de los Recursos Naturales y del Ambiente, UBA.

agosto 16th, 2019   |   Sin Comentarios

Contact Us