BLOG

Ahora se pueden importar residuos

En el momento más sensible de la política y economía Argentina un decreto presidencial firmado la semana pasada hecho por tierra una prohibición constitucional.

Hagamos un poco de historia.
La Ley N° 23.922, aprobó el CONVENIO DE BASILEA SOBRE EL CONTROL DE LOS MOVIMIENTOS TRANSFRONTERIZOS DE LOS DESECHOS PELIGROSOS Y SU ELIMINACIÓN, suscripto en la Ciudad de Basilea (CONFEDERACIÓN SUIZA) el 22 de marzo de 1989.
En el año 1991 se sancionó la Ley N° 24.051 sobre la generación, manipulación, transporte, tratamiento y disposición final de residuos peligrosos. El artículo 3° dregula la prohibición de importación, introducción y transporte de todo tipo de residuos provenientes de otros países al territorio nacional y sus espacios aéreo y marítimo.
Mientras la reforma constitucional de 1994, en sintonía incorporó en el último párrafo del artículo 41 la prohibición de ingreso al territorio nacional de residuos actual o potencialmente peligrosos, y de los radiactivos.
El día 26 de agosto pasado el DECTO-2019-591-APN-PTE, fue firmado por la presidencia modificando y derogando en parte los Decretos N° 181/1992 y N° 831/1993, reglamentarios de la ley 24.051.

Que dice el Decreto
Las sustancias u objetos que, obtenidos a partir de la valorización de residuos, no se ajusten a las exigencias y al procedimiento de importación que dispongan la Secretaría de Gobierno de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la SECRETARÍA GENERAL de la PRESIDENCIA DE LA NACIÓN de manera conjunta con el MINISTERIO DE PRODUCCIÓN Y TRABAJO, con arreglo a las siguientes condiciones:
a. Que la sustancia u objeto se utilice para finalidades específicas;
b. Que exista un mercado o una demanda para dicha sustancia u objeto;
c. Que la sustancia u objeto satisfaga los requisitos técnicos para las finalidades específicas, y cumpla la legislación existente y las normas aplicables al producto; y
d. Que el uso de la sustancia u objeto no genere impactos adversos para el ambiente o la salud.
En caso de existir una norma específica que regule las exigencias técnicas para la importación de estas sustancias u objetos, se aplicará el procedimiento que se establezca en la misma.
Otra excepción hecha es la del artículo 3° quedo redactado de la siguiente manera:
“Quedan excluidas de la prohibición prevista en el artículo 3° de la ley, las fuentes selladas de material radiactivo exportadas para uso medicinal o industrial, cuando contractualmente exista obligación de devolución de las mismas al exportador.”
Lo que se hace es flexibilizar el ingreso de ciertos materiales que usa la industria y que en el país no hay o no en cantidad suficiente. Algunos ejemplos son el scrap de aluminio, para la industria automotriz, el caucho de cierta granulometría o la chatarra. Esta normativa incluye los plásticos. Un dato notable que China cerró la importación de plástico reciclado desde los Estados Unidos y desde ese momento este país busca nuevos mercados para enviar las cientos de miles de toneladas que genera al año, siendo los países en desarrollo los mas vulnerables ya que no cuentan con legislación rigurosa en tal sentido.
Lo que llama la atención es que Argentina si cuenta con legislación prohibitiva en ese sentido pero ha echo la peor de las excepciones, la de no pedir CERTIFICADO DE INOCUIDAD, exigencia que existía en la normativa y que fue derogada.
La discusión sobre los plásticos exportables fue central en mayo, en Ginebra, durante el debate de la Convenio de Basilea sobre residuos peligrosos. Desde ese encuentro Noruega propuso mayores controles ya que entre los plásticos reciclados suele llegar material contaminado. La propuesta noruega sólo busca controlar las exportaciones de los residuos plásticos que no son reciclables por estar mezclados y contaminados. La posición de los recicladores Noruegos es que no quieren que los residuos lleguen en condiciones que dificulten o imposibiliten reciclar.
En Argentina, no somos claros con las políticas ambientales.

Claudia Villanueva
Abogada Especialista en Derecho y
Política Ambiental UBA

septiembre 9th, 2019   |   Sin Comentarios

Contact Us