BLOG

LAS ENERGIAS RENOVADAS

Por Dra. Claudia Villanueva
Titular estudio Juridico Ambiental
Villanueva & Asoc.

El día 30 de marzo, mientras el ministro Juan José Aranguren (ex CEO de Shell) frente a un selecto publico reunido en la Cumbre de Seguridad Nuclear organizada por Estados Unidos, estimaba que las inversiones en energías renovables en la Argentina escalarían los 5000 millones de dólares, se presentaba el Decreto 531 reglamentario de la Ley 26190 de energía renovables.
Ese mismo día asumía en el Congreso de la Nación, la Presidencia de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados el Ing Julio De Vido, más controversial Ministro de Planificación de la gestión kirchnerista.

Mientras el presidente Mauricio Macri participaba de la cuarta Cumbre de Seguridad Nuclear en Estados Unidos donde llevó adelante reuniones bilaterales con sus pares de China, Japón y Canadá, procurando involucrar a Argentina en la agenda nuclear internacional. Pero ¿es la energía nuclear una energía renovable?. Por definición las energías renovables son aquellas energías que utilizan una fuente energética o combustible que se considera inagotable o que se puede regenerar al mismo ritmo al que se consume. Sin embargo las posiciones son encontradas entre aquellos que sostienen que la energía nuclear deba ser o no considerada renovable.

Greenpeace sostienen que “Las energías sucias como la nuclear y el carbón suponen un freno a introducción de energías renovables en el sistema eléctrico. Las grandes compañías eléctricas están presionando al Gobierno para que frene el desarrollo de las renovables y mantener así el monopolio de la generación eléctrica con fuentes de energía sucias, el cual les aporta muchos beneficios económicos”

El debate que se abre hoy será irrelevante frente a la extrema necesidad de Argentina de obtener inversiones y financiamiento para desarrollo tecnológico y frente a la debilitada matriz energética. Aspiramos a que el avance sobre del desarrollo de la energía nuclear sea entendido con los recaudos sociales, ambientales y políticos esperable de una nación siempre pacifica.

La publicación de decreto 531/16 despeja solo algunas dudas, en sus dos extensos Anexos de rigor técnico, no deja claro el dilema del concepto, solo pone de manifiestos que se renueva la energía de poner proa en un tema muy relegado.

abril 1st, 2016   |   Sin Comentarios

Contact Us