El 11 de Octubre de 2016 se publicó en el Boletín Oficial de la Nación la Ley 27.279 que establece los presupuestos mínimos de protección ambiental para la gestión de los envases vacíos de fitosanitarios, en virtud de la toxicidad del producto que contuvieron, requiriendo una gestión diferenciada y condicionada.