BLOG

¿Todas las Matrices Legales son iguales?

La respuesta parece obvia, pero no lo es. Las semejanzas son muchas, los objetivos diversos y en eso está el punto de inflexión para el análisis. Antes que nada debemos pensar, ¿Cuál es la necesidad a cubrir con una Matriz Legal?, para luego ver entonces si todas son iguales dentro de su especie.

Como la historia de esta práctica ya llega a más de treinta años trataremos de ser breves. Diseñar una matriz legal tiene múltiples objetivos, todos ellos en función de aquellos que persigue el usuario, y allí nos detenemos frente a los distintos tipos de usuarios. Algunos pretenden una herramienta para el control diario de las cada día más numerosas exigencias que imponen los marcos regulatorios. Otros, deben reflejar su desempeño en el ámbito de un sistema de gestión impuesto. Otros sostienen que cumplen con la finalidad de un requisito de certificación. Algunos ven la matriz y su contenido como un territorio insondable. Algunos usuarios tienen cierto “expertis” legal otros, ninguno.

La necesidad de cumplir con un requerimiento de los sistemas de gestión, la necesidad de demostrar que se mantiene las obligaciones al día, la facilidad de saber qué norma es de aplicación para el caso concreto y acceder a la interpretación profesional del texto legal son todas aristas de un mismo prisma.

Para satisfacer todos esas visiones, la imaginación de desarrolladores y auditores han trabajado en los últimos 15 años. Hoy el mercado de la comercialización de matrices legales se divide en tres: aquellos atados a la planilla de Excel, con sus defectos y virtudes, aquellos que apostaron a internet pero no se despegaron del Excel y los que con inversión, ingenio y esfuerzo planificaron un sistema integrado en el que convergen distintos modos de ver, presentar y entender la legislación y dar cumplimiento a la misma mediante mecanismos de consulta ágil, transparente y diversa, poniéndose a la vanguardia de la mano de la tecnología.

Es en ese sentido es que no todas las matrices son iguales, y no todos los usuarios necesitan las mismas matrices.

Queda claro que las improvisaciones del inicio de esta historia quedaron atrás. Hoy una Matriz Legal no es bien vista si no es confeccionada por un abogado o un equipo de expertos interdisciplinario coordinado por uno o varios abogados, únicos con incumbencia para la interpretación legal del sector económico específico, sin descuidar que las normas técnicas incorporadas al ordenamiento legal, siguen siendo dominio de los expertos técnicos en cada materia.

Ahora, si ya tenemos la respuesta: no todas las matrices legales son iguales, naveguemos en un nuevo concepto:
La Matriz Legal de Gestión Integrada, es la que sabe cuáles normas se deben gestionar, les asigna un responsables, les señala el porcentaje de cumplimiento según la métrica del sistema de gestión, informa cuando se producirá un vencimiento, controla un expediente iniciado, brinda asesoría en línea mediante sus consultores y profesionales del derecho. Almacena las auditorias de terceros y las internas. Cuenta con medidas de seguridad. Presenta actualizaciones con la frecuencia deseada por el usuario. Almacena las actualizaciones dentro de la propia matriz. Permite gestionar usuarios de manera independiente. Un concepto intuitivo, simple, fácil y con la proyección que la actualidad exige, pudiendo ser consultarla desde el Aplicativo del celular.

octubre 13th, 2017   |   Sin Comentarios

Contact Us